martes, 22 de abril de 2008

CON SED ACASO EBRIO

Un destello vibra en el andar de la serpiente.
Aunque parezca imperceptible, su magia
toca las paredes del corazón
y al instante crece la dentellada
en el paisaje más puro de quien mira
con sed acaso ebrio
por el dolor o la espera. (28-01-08)

No hay comentarios: